mardi 15 décembre 2009

Hoy puedo ser


Hoy puedo ser un perfecto extraño en la ciudad. Las paredes de vidrio me muestran la capital, de tal modo que sólo la pueda apreciar, pero no ser partícipe de ella, ni de la fiesta folclórica que en ella se desarrolla.
Siempre ocurre lo mismo en estas fiestas, donde la gente se aglomera y sale a las calles a compartir y explotar de alegría. Soy una persona bastante social, pero en tiempos de fiestas “grandes”, no logro integrarme, en esos momentos prefiero estar a solas con mi cuerpo, alma, espacio.
Queda mucho por conocer y experimentar para alimentar el espíritu y el ser.
Me siento un perfecto extraño en la gran ciudad, pronto acabará.