mercredi 12 septembre 2012

Tus días y tus noches



Tus días y tus noches

¡Qué bonito es compartir tus días y tus noches con la persona que querés!
¡Qué lindo es despertar, abrir tus ojos y poder ver a esa persona que quizás duerme aún!
¡Qué lindo es poder compartir los sueños estando juntitos!
¡Qué lindo sentir que alguien está ahí para vos y que vos estás ahí para ese alguien!
¡Qué lindos ambos!
¡Qué linda nuestra habitación!
Y al final del viaje,
¡Qué triste tener que dejar  de compartir tus días y tus noches con la persona que querés!
¡Qué triste despertar, abrir tus ojos y no poder ver a esa persona que antes dormía a tu lado!
¡Qué triste es no poder compartir los sueños estando uno al lado del otro!
¡Qué triste regresar y estar tan solo en la vieja habitación!
Y a pesar de esos momentos de tristeza y dolor,
¡Qué bonito es compartir tus días y tus noches con la persona que querés!

Jorge Vega
Managua-Toulouse, Agosto-septiembre 2012.

jeudi 24 mai 2012

Mi negra preciosa

El viernes de la semana pasada asistí a un concierto de un cantante de la Costa Atlántica Nicaragüense, el sitio estaba perfectamente arreglado al estilo de la costa, bueno, al menos eso supongo, porque a pesar de nunca haber estado en esa región del país, el ambiente que se vivía era lo que nos han presentado en los textos educativos y en los eventos culturales; el estilo era bastante palo de mayo y reggae. Un cantante del Pacífico dio por iniciado el concierto, eso gracias a las melodías que salían de su boca y guitarra respetivamente. Unos minutos después, un grupo de bailarines entró y se quedó en el centro del escenario y empezó a bailar al ritmo de reggae, entraron con unas panitas de coco, vestidos de trajes muy coloridos y empezaron con sus movimientos muy sensuales que rápidamente captaron la mirada del público presente. Todos los bailarines eran negros (así se les llama en el Pacífico del país) o morenos, como se les llama en la misma Costa Atlántica, no había ni una sola persona blanca o paña (así se les llama en la Costa a los del Pacífico) ni un solo mestizo. El hecho de que en el grupo no haya habido personas blancas, “claritas”o pañas, según yo, lograba dos objetivos; por un lado valorizar la idea de que es una danza que pertenece a un grupo específico y por otro, un poco simplista y relacionada con la observación anterior, cumplía con el requisito de ser un “atractivo” esperado, ¿Hubiera tenido el mismo sabor si los bailarines hubiesen sido blancos? Quien conoce el Pacífico y Centro de Nicaragua, y es como yo que medianamente conoce de las muy variadas y dinámicas actividades culturales, sabe que los participantes de dichas manifestaciones, o los curiosos no son solamente blancos, ni tampoco negros, ni tampoco mestizos, son una mezcla de todos y entonces nace la pregunta, si los nicaragüenses no tenemos un color de piel único, ¿Por qué en la publicidad siempre priorizamos a personas blancas?, ¿Han notado que en muchas publicidades impresas aparecen estudiantes con estilo europeo?, ¿Qué de malo tiene presentar en la publicidad el color canela u oscuro de nuestros habitantes? Si tan sólo tuviéramos el deseo de valorizar a nuestra gente, podríamos usar el ejemplo desarrollado por esos bailarines, que mantienen costumbres ancestrales y en las cuales los participantes han tenido el lugar que se merecen. Seguramente en diferentes momentos, negros y pañas bailaran y compartirán todas las danzas existidas y por existir, porque todos tenemos el derecho de aprender, conocer, compartir, lo primordial es no olvidar que nuestra tierra es muy variada, que los habitantes de estas tierras somos de diferentes tonos de piel, que la mezcla es muy propia de nuestros países latinoamericanos y que esa es una riqueza que está presente y no se puede ni debe ocultar. Nicaragua es mestiza, es morena, es blanca, es negra, es paña.

lundi 26 mars 2012

Por algo son madres



Jorge Vega

Quizás los hombres nunca lleguemos a descubrir cómo lo hacen, pero somos testigos de la conexión tan fuerte que tienen con nosotros.

Todas la madres que conozco siempre dicen “yo sé lo que tengo” al hacer referencia a sus hijos, y cómo no estarlo, si fueron ellas las que nos dieron un espacio de sus cuerpos para que creciéramos, luego nos cooperaron en todo el proceso de crecer, educarnos y estar siempre a nuestro lado.

Estoy totalmente convencido de que cuando nace un niño, nace una madre. En ese momento las mujeres renuncian a ser sólo ellas y pasan a ser ellas y sus hijos.

Me impresione de sobre manera, ver a las madres traduciendo e interpretando el balbuceo de sus hijos, yo siempre tengo necesidad de esa “traducción” siempre pregunto: ¿Qué dijo? Y en ese momento la “traductora” o “intérprete” me dice, como si el mensaje fuera más que evidente, ¡dijo tal cosa! Eso me hace pensar en el poema que la Mayu (una muy buena amiga) le hizo a su sobrina, en una parte dice: “Balbuceas ciertas cosas que yo no comprendo, pero es que el idioma de los ángeles aun no lo aprendo”, efectivamente, mi amiga y yo y muchos de los que leen estas letras, no hemos desarrollado esa conexión tan íntima que, como antes mencioné, es producto de la complicidad madre-hijo. Me consta que muchos papás necesitan la traducción de los mensajes emitidos por sus hijos, necesitan a la “interprete” también conocida como madre.

Siento que todas las madres, jóvenes o experimentadas, tienen un “poder” extra que les permite comprendernos y podría incluso decir SENTIR o Presentir, lo que nos ocurre. ¿No les ha pasado que a veces están tristes, enfermos o en problemas y no quieren que su madre se dé cuenta y en cuanto la ven o la llaman les dice: ¿Pasa algo hijo?, y generalmente sus palabras siempre tienen relación con la situación que estemos enfrentando, todo eso me hace pensar en una cosa, por algo son madres ¿No lo creen?

mercredi 22 février 2012

Mi amiga fiel


Jorge Vega

Mi mejor amiga tiene un nombre bastante simple, compuesto por 5 letras, la simpleza de su nombre hace contraste con su manera de ser.
Mi mejor amiga nunca ha hablado conmigo, o sí lo ha hecho, pero en un lenguaje que no reconozco, sin embargo sospecho que ella sí entiende mis palabras y de no ser así, seguro que entiende mis gestos y yo los suyos.
A mi mejor amiga le gusta darme besos, oler mi cuerpo y le gusta que yo la toque y la acaricie.
Siempre he pensado que ella es una de mis amigas más puras y limpias, y de eso me encargo yo, porque soy yo quien la baña una vez a la semana, sé perfectamente que no es una de sus actividades favoritas, pero a mí me encanta hacerlo, y sé que ella se siente feliz media hora después del baño semanal.
Hemos desarrollado una gran amistad, incluso mi hermana me dice que mi mejor amiga es también mi hija.
Amiga, hija, un ser especial, da igual el título, lo que vale es que siempre se alegra al verme ¿Cómo lo sé?, porque veo cómo mueve su cola y veo una sonrisa dibujada en su trompa. Pues sí, Juana, pero no cualquier Juana, no, Juana de Arco, así se llama mi mejor amiga, mi amiga fiel, esa que me espera cada fin de semana para estar a mi lado.
¡Gracias Juana!

jeudi 9 février 2012

Morir en el extranjero


Jorge Vega

Nos desplazamos de nuestros lugares de origen por diversas razones, entra las que mayormente figuran son estudios o la necesidad de cambios económicos, creo que siempre que hacemos dichos cambios pensamos que van a ser momentáneos, tipo vivo un par de años en tal país, trabajo fuerte y regreso a mi país a hacer algo. Quizás no sea la situación de muchos, pero es lo que he leído y escuchado.
En el Magazine de LA PRENSA (No 201), por ejemplo, se aborda la historia de Totogalpa en donde, según el artículo, es súper fácil encontrar mujeres mayores, hombres, niños, pero no muchachas, porque se fueron a España a buscar vida. En los testimonios se presentan diferentes historias, pero el factor común es desarrollo a nivel económico, ese es el mensaje que se le envía al lector y tiene su argumento en la construcción de casas y en dinero enviado a las madres que se quedan cuidando las casas construidas por sus hijos o bien administrando los negocios que han ido creando.
Hace un tiempo estuve en Berlín, estaba de visita por la ciudad y recordé que un viejo vecino vivía en esa preciosa capital desde hace muchos años, recuerdo que cuando regresaba al pueblo alardeaba de su vida en Europa, todos lo veían como un ejemplo a seguir y seguramente se lo había creído, total no habían muchas probabilidades que una persona del pueblo no diera fe de su situación en el extranjero, así que no tenía nada que perder. Pues ya que estaba en la ciudad, me dije, perfecta oportunidad para hacerle una visita, conseguí su teléfono y él se sorprendió al darse cuenta que yo estaba ahí, en tres ocasiones le insistí, pero siempre tenía una cosa que hacer y me decía que dejáramos la visita para otro día, el tiempo pasaba y no quería regresarme sin saludarlo, así que un buen día con la dirección anotada, me fui a su encuentro, el amigo que según nosotros vivía súper bien, vivía de manera decente, pero no en las nubes como nos lo había vendido.

En las semanas pasadas me enteré que un vecino súper joven, de unos 27 años, que tendría unos 5 ó 6 años residiendo en España y seguramente viviendo de manera decente, falleció en el viejo continente, su expatriación se ha tardado mucho, por problemas ligados al dinero, la distancia y seguro por problemas administrativos.
No creo que nadie que deje su país se vaya con la idea de no volver nunca más, creo que casi todos tienen perfectamente asumido que en ese viaje existen muchas posibilidades, que habrán muchas desaventuras, pero que encontrarán la manera de solucionar los problemas que vayan apareciendo, pero podría asegurar, a un 110%, que nadie piensa que en ese viaje pueda perder la vida, y que al final lo que le iba a ayudar en su proyecto de vida, como a las mujeres de Totogalpa, resulte ser, irónicamente, una carga para su familia.Qepd. Publicado en este link: http://www.laprensa.com.ni/2012/02/15/voces/90766/imprimir

vendredi 13 janvier 2012

¡El domingo 22 de enero es tu cumpleaños!


Jorge Vega

Con esto del desarrollo de la tecnología y el excesivo libre acceso a las redes sociales y de tantos otros sitios en internet en los que uno “debe” inscribirse, ya sea para conservar las amistades que están en otros países, o a una cuadra de distancia de tu casa, o bien para hacer amigos que, quizás, nunca conoceremos físicamente o tal vez para inscribirse en un curso gratuito en línea, un buen día me encontré en la bandeja de entrada de mi correo con una cartita de felicitaciones en la que me decían que el domingo 01 de enero era mi cumpleaños, y yo me pregunté¿ De veras?, porque honestamente no lo sabía.

Claro para proteger la identidad de la persona recurrimos a muchas técnicas; cambiar nuestros nombres, fechas de nacimiento, nacionalidad, entre otras características, que pensamos no deberían estar tan expuestas en la red. Debemos llenar los formularios porque eso es lo que se tiene que hacer, caso contrario no se tiene el Visto Bueno (Vo-Bo) de los sitios a los cuales nos queremos conectar y entonces sentimos la necesidad de completar, sea como sea, dichos formularios.

No sé en cuantas cuentas he tenido que inventar mis datos, lo cual es hasta cierto punto bueno, porque permite mantener cierto grado de seguridad personal.

No es un secreto que en estos tiempos las nuevas tecnologías están presentes en cada situación de la vida cotidiana y por la sencillamente humana necesidad de comunicarle a los demás nuestra manera de pensar, sentir, ver el mundo, accedemos a la creación de cuentas en redes sociales, yo desde hace algún tiempo dejé de pertenecer a ese círculo de personas dependientes a las redes, es cierto que hay un riesgo que asumir, y es que ahora no me entero de los cumpleaños de mis amigos, incluso he dejado de conocer qué pasa con la vida de viejos amigos y lo más novedoso es que uno de mis amigos más cercanos estaba de cumpleaños y no me lo había comunicado, quizás pensó que era un deber conocer ese tipo de datos, y quizás sea así, pero con mucha pena tengo que admitir que no soy bueno recordando fechas de cumpleaños, con mucho esfuerzo me acuerdo del mío, aunque con esa felicitación que me hacen para el domingo 22 de enero, tendré mis dudas al respecto.