dimanche 10 avril 2016

Mi viaje en el variado mundo de la Radio

Por: Jorge Vega



He hecho muchas cosas en mi vida profesional, desde enseñar francés o español como lengua extranjera, trabajar en una mediateca, ser coordinador pedagôgico entre otras. Cada actividad con su satisfacciôn y enseñanza, pero una de las que mâs satisfacciones me ha dado, fue la de ser locutor de un programa de radio.



Siempre me ha gustado todo lo que tiene que ver con los medios de comunicaciôn y pues he tenido la suerte de hacer radio, un poco de televisiôn y he escrito también ciertos artîculos de opiniôn para los periôdicos de Nicaragua y para el semanario La Brûjula, que dejô de existir hace varios años. 

 

Como tengo el gusto y placer de comunicar y como ese arte se me da con facilidad, por eso decidî empezar con este blog y ya llevo varios años escribiendo diferentes tipos de entradas que tienen que ver con mi cotidianidad, con mi manera de ver las cosas, con lo que me rodea, con los lugares y los tiempos que vivo, en fin, es un reflejo de mî, pero en negro sobre blanco o plasmado en papel.




Del programa de radio tengo muy buenos recuerdos, aunque tengo que confesar que los primeros programas eran pre-grabados y que me daba miedo ver la luz encenderse, porque sabîamos que a partir de ahî se tenîa que tratar de hacer todo de la forma mâs correcta posible. A mî que me gusta hablar, cuando veîa que la luz roja se encendîa y que era el momento de empezar a hablar me quedaba paralizado, era el temor a equivocarse y saber que afuera habîa un montôn de gente disponible 24/7 para hacer criticas gratuitas.



Todo lo que uno dice en la radio, televisiôn, blog, en resumen en los diferentes medios de comunicaicôn, dejan una puerta abierta a una barra libre de comentarios y criticas y al comienzo puede ser difîcil lidiar con eso.


Con el tiempo el programa de radio se nos hizo mâs fâcil de programar, organizar y de animar y los guiones mâs fâciles de elaborar y ya para ese tiempo podîamos hacer uso de la naturalidad e improvisaciôn.




En los no sé cuântos programas que hicimos, tuve la oportunidad de entrevistar a muchîsima gente y aprender muchîsimo sobre ellos. Le agradezco a todos los invitados que tuvimos y en particular a la Alejandra De Franco, con quien organizaba, programaba y locutaba el programa de radio, por haber compartido conmigo ese “nuestro viaje” en el variado mundo de la radio. Siento que ambos aprendimos mucho y siento también que hacîamos un buen equipo!