vendredi 11 juillet 2014

¡Instrucciones para ser “granadino” y pasar desapercibido!


Por: Jorge Vega

Hace aproximadamente tres meses que estoy, más o menos, viviendo en Granada y la ciudad que se me presenta no es diferente a la que veía cuando venía de visita con mis amigos los fines de semana,  pero mi manera de verla y sobre todo el contacto más “intimo” con el granadino, me han hecho ver e incluso ´´descubrir´´ muchas cosas que antes me eran totalmente ajenas.

Por algo se dice que para realmente conocer un lugar uno, a pesar de no ser de ahí, debe sentirse parte de ese lugar, integrarse de la mejor manera posible y eso es algo que con todo el gusto estoy haciendo. Estoy convencido que no hay mejor forma de conocer  un pueblo, sus costumbres, manera de ver las cosas que vivir las cosas como si uno fuera de ese lugar. Y más que tener un espíritu de crítica, hay que tener una apertura a diferentes maneras de hacer las cosas, de hablar, de pensar….

Aquí les dejo una pequeña lista de cosas que he ido descubriendo de los granadinos. Lo que aquí aparece son cosas o palabras que no había escuchado o visto en otros lugares de Nicaragua, y es por eso que a uno lo cautivan y considero apropiado compartir entre nosotros, como nicaragüenses, este tipo de información para valorar el ingenio y la diversidad del nica y de nuestra Nicaragua.

“En la casa de enseguida….”

Admito que la primera vez que escuché esta frase me llamó mucho la atención, porque nunca había escuchado esta palabra en ese tipo de situación. Me refiero a la palabra ´´ enseguida´´, he descubierto, porque lo he escuchado en varias ocasiones y he preguntado también, que en Granada no se dice ´´al lado de´´, por ejemplo si uno vive al lado de un restaurante, en Granada uno vive enseguida del restaurante. Igual se utiliza para dar indicaciones: ¿Dónde queda la farmacia?, la farmacia está enseguida de la Casa Pellas y no al lado de la Casa Pellas.

“¿Jocotes pelados?”

¿Les gustan los jocotes?, bien ricos con sal ¿Verdad?, pero ¡qué aburrido tener que pelarlos!, ¿Pelarlos?, sí, leyó bien, ¡pelarlos!, en el parque Central de Granada, he visto bolsas de jocotes pelados, para los que no entienden, les quitan las ´´cáscaras´´. Un amigo granadino me dice que eso es cien por ciento normal en Granada y que a veces incrementa un poco el precio de los jocotes pelados y que los con ´´cáscara´´ son más baratos. No sé por qué, pero nunca me pasó por la mente que lo de afuera del jocote fuera la cáscara y que para comértelos se tuvieran que pelar, pero ahora ya sé que, al menos por estos lados, es así.

“¿Dónde hay un frito?”

¿Tiene hambre y quiere comerse un pollo asado o carne asada, un taco o una enchilada?, fácil, hay que dirigirse a una…..o a un? Ummmm, bueno, va a depender de dónde uno esté. Si estás en Granada sería ir a un frito! Un frito es lo mismo que decir una fritanga. En Granada se dice un frito, porque, según me cuentan y con mucha lógica, las cosas que se hacen son mayoritariamente fritas, es exactamente la misma idea de fritanga o comidería, pero con otro nombre. En Managua normalmente un frito es un pedazo de carne de cerdo o chanco que se pone a freír y se le conoce como frito o frito de carne, entonces cuando uno escucha la palabra frito no la asocia a una fritanga, al menos que sea en Granada!

“¿Carne asada sin gallo pinto?”

En Granada cuando uno compra una carne asada, te dan tajadas verdes o maduras o la mezcla de ambas, la carne y la ensalada, pero no te ponen gallo pinto! y entonces uno pregunta: ¿ Y el gallo pinto? y la respuesta es: eso es extra. O sea que el gallo pinto te lo cobran aparte. Nunca había visto eso. Para mi ese servicio de comida incluye todo: gallo pinto, carne, tajadas verdes o maduro y ensalada y como extra un queso o cuajada o si uno quiere más de los mismos ingredientes se entiende que te lo cobren como extra, pero nunca como extra de primas a primera. De nada sirve reclamar, es extra y ya!

Hay muchísimas cosas que nos pueden “sorprender” de nosotros mismos y hay tantas otras más que nos hacen falta descubrir de las ciudades de nuestro país, esto que les presento es tan solo un pequeño ejemplo de lo que yo he podido apreciar de Granada, del mismo modo una persona de Granada que empiece a vivir en otra ciudad va a tener material que compartir con los demás, va a encontrar formas de hablar, maneras de hace las cosas distantes a las que él conoce y probablemente va a querer compartirlas. Por mi parte, sé que a medida que conozca más cosas de Granada, seguramente más me voy a enriquecer de nuestra manera de hablar, ver y hacer las cosas, aunque con el paso del tiempo seguramente me acostumbre y todas las cosas de esta pequeña lista dejen de ser cosas nuevas para mí y las voy a ver como lo habitual, como un perfecto granadino!