vendredi 19 septembre 2014

Los gemelitos de Granada



Por: Jorge Vega

Para las parejas ya consolidadas querer tener hijos es parte del proceso de amor y entrega a la  pareja. La mayoría de esas parejas espera poder tener, al menos, dos hijos y de preferencia poder tener la parejita; niño y niña. Poder tener un embarazo de gemelos y que esos gemelos sean niño y niña es como un sueño para muchas de las parejas, eso no es un secreto para nadie, sería como la mayor de las bendiciones.

En una de las calles cercanas al mercado de Granada me encontré con esa escena. Una señora con su parejita de gemelos. Ellos estaban en un cochecito para los dos. La señora tenía un megáfono en el cual decía: “ayuden a los gemelitos, ayuden a los gemelitos”. Los gemelitos no pueden moverse por sí solos, deben permanecer acostados todo el tiempo y antes no tenían nada de movilización, pero gracias a las terapias que han tenido, han podido ir aprendiendo a arrastrarse en el piso, algo que es muy importante para su desarrollo, algo bastante curioso, porque lo que para muchos puede resultar como negativo como es el hecho de arrastrarse, para ellos representa su, quizás, única  oportunidad de desarrollo.

Estos gemelitos pueden pasar por niños de unos 10 años, pero no, ellos tienen 16 y durante esos 16 años ellos han sido acompañados por su madre. Por la poca conversación que tuve con la señora, no descubrí si el padre de los niños está o ha estado hombro a hombro con ella en esta lucha. La madre estaba ahí. Las madres, en el mayor de los casos, siempre están al lado de sus hijos.

No puedo concluir sin mencionar mis respetos, comprensión y admiración por esta señora y por las muchas familias nicaragüenses que cuentan con algún niño con discapacidad entre los suyos.


¡Promovamos la capacidad en medio de la discapacidad!

Imagen extraída de: http://www.paho.org/arg/index.php?option=com_content&view=article&id=1091:entre-140-y-180-millones-de-personas-viven-con-una-discapacidad-en-las-amricas&Itemid=269