mercredi 2 décembre 2015

Compartiendo experiencias

Por: Jorge Vega


Cada vez que nos toca hacer una capacitación, uno como capacitador debe preparar dicha actividad, entonces se elabora un plan y se parte de él, pero a medida que uno va conociendo al grupo y va descubriendo sus conocimientos, el plan puede mantenerse, pero con variables. 

Evidentemente muchos criterios pueden ir apareciendo o no, depende mucho del interés que tenga el capacitador, así como de la motivación del grupo. Hay ocasiones en que el grupo está súper motivado y no son necesarias las actividades lúdicas, en cambio hay otros grupos con los que empezar con una actividad lúdica es un requisito imperativo. En lo personal, trato de ir de la teoría a la práctica, aprendiendo y poniendo en práctica dichos conocimientos. En dependencia del grupo y de la actividad, se puede trabajar en grupo o no, pero todo está orientado al desarrollo creativo. 

A mí me gusta siempre contar alguna anécdota de algún error cometido, algo que me pasó, una experiencia donde metí la pata, la idea es aprender de esos errores, de los cuales, muchos de nosotros no estamos exentos.


En resumen hay que hacer un plan y al entrar en contacto con el grupo, adaptarlo a los conocimientos reales y los intereses manifestados por los participantes y los propios del capacitador o de la misiôn que se le dio.



Foto con estudiantes de español extraîda de: