jeudi 17 mars 2016

Las caponeras francesas


Por: Jorge Vega





Las caponeras llegaron a Nicaragua hace unos 10 años creo, a lo mejor mâs, pero seguro me falla la memoria, lo cierto es que desde que aparecieron en el paîs, su uso se ha hecho muy comûn e incluso vital.



Todo el mundo tiene acceso a una caponera para transportarse en trayectos mâs o menos cortos. Hay caponeras que funcionan sôlo con la fuerza de su piloto, en cambio hay otras que tienen un motor, eso les permite hacer trayectos mâs largos y obviamente mâs tranquilos para el piloto, porque no tiene que gastar su energîa en pedalear por mucho tiempo.





Hay lugares en Managua donde las caponera son mâs que ûtiles o como dije antes podrîamos decir que son vitales, porque como Managua es tan grande, hay gente que vive en zonas no tan centrales y el bus o taxi los deja hasta cierto punto y sin la ayuda de una caponera esas personas tendrîan que caminar al menos unos 10 ô 15 minutos, de ahî que su presencia, segûn yo, sea tan necesaria.



En resumen, hoy por hoy todos vemos en las caponeras nicas, un medio de transporte ûtil, econômico y entretenido, pero nadie ve ese tipo de transporte como algo novedoso.





En cambio en paîses del primer mundo como Francia, este tipo de servicios son relativamente nuevos y los franceses ven dicho transporte como algo sûper exôtico, se nota la magia y felicidad en la cara de los usuarios.



En Nantes, por ejemplo, hay dos empresas que ofrecen el servicio de «caponeras», que pomposamente se hacen llamar taxistriporteurs (taxis triciclos), sus nombres son: Mon coursier de quartier ( que podemos traducir como «Mi comprador del barrio») y Happy Moov (Movimiento feliz). La idea en general es ofrecer al pûblico transporte de personas de manera ecolôgica y cômoda, hacen también campañas publicitarias y pueden servir como distribuidores para llevar compras a las casas, exactamente lo mismo que hacen las caponeras en Nicaragua.

Foto extraîda de:

Info sobre los taxis triciclos: