mardi 5 mai 2009

Cambios duraderos


30 nov. 2007 21:50

Jorge VEGA

"Luego del aparatoso accidente, el joven se recupera en la sala de cuidados intensivos, afortunadamente las leciones no fueron tan fuertes; sòlo una costilla rota y el miedo evidente que rodeaba su cuerpo, su piel fue parcialmente despegada del sitio original, pero sólo un poco. Fue tan rápido el accidente; uno de los neumáticos se ponchó sin más y el auto se estrelló precipitadamente contra el joven que caminaba junto a su novia, milagrosamente el impacto no afectó tanto a la joven por lo tanto no necesitó ser trasladada a un centro de emergencias, su novio quedó tumbado en el piso, sangrando, la muerte estuvo cerca, pero corrieron con mucha suerte".
Era la noticia que la familia Pérez escuchaba en uno de los noticieros locales.

-Puta!, sólo malas noticias salen en ese noticiero.

-¿Cuál malas noticias? si es la realidad loco, aquí uno va caminando tranquilo por las calles y ya te quieren tirar cualquier babosada que tenga llantas, hasta las bicicletas te quieren joder.

-Ve, tenés razón man, pero no te preocupés, tené fé las cosas van a cambiar, ya vas a ver. Loco me jalo voy al taller mecánico ahi por Bello Horizonte, un brother me avisó que va a llevar su camioneta para que se la arregle, dice que se le quemaron los fusibles y que tiene problemas con el arranque, aunque sea eso man, para conseguir para los frijoles.

La ciudad continuó su rumbo habitual; con sus ruidos, tenciones, amores, disgustos, negocios, estudios, robos, besos...

10 minutos después en otra casa de la capital se escuchaba en la televisión:(última hora, última hora)... Noticias de ultima hora, informan sobre el accidente de tránsito ocurrido hace 10 minutos en el cual un hombre murió en las cercanias de la rotonda de Bello Horizonte, fue atropellado por un taxí que se dio a la fuga,,, los testigos aseguran que el conductor del taxí se encontraba en estado de evriedad y se saltó la luz roja. Familiares del ahora obciso lo identifican como José Pérez, y dicen que se dirigía a un taller mecánico en Bello Horizonte.

Si hermano, tené fé las cosas van a cambiar.