mardi 5 mai 2009

La magia del año nuevo.

Jorge VEGA


Hay sentimientos que son dífiles de expresar

Es tan difícil expresar la alegria estando solo,

al parecer necesitamos de la vista

o la presencia

de otra persona para disfrutarla mejor,

no es como la soledad que es apreciada a solas,

sin que nadie te interrumpa,

ni pueda dañarte.

En cambio estar totalmente feliz

o sentir un momento de felicidad

y no saber cómo actuar al estar solo

es una acuchillada mortal.



Sentimientos adsurdos,

que vienen del corazón

El ruído, las luces, los niños, TODO

me indica que hoy es noche de fiesta

No para mí,

disfruto la soledad,

pero cómo saborearla si el olfato percibe el olor a carga cerrada?

y la vista se recrea con la gente, los autos...

y el oído cede ante tanto movimiento.



Quién puede ignorar los movimientos?

No importa si éstos son los más sútiles,

Es noche de fiesta!

Qué cómo lo sé?

Acaso no eschuchás?, No tenés corazón?



Después de las 12 todas las almas de este reino

Y los otros

se levantan para decir adiós a lo que fue

Y dar la bienvenida a lo que vendrá

Con la esperanza de mejorar.



Es noche de fiesta, lo sé!,

Me aparta y me transporta por unos minutos a otro sitio

iQué buenos minutos de distracción!

Ya lo creo, claro que si!

Aún suenan algunas temerozas triquitracas

Las escuchás?

Te acordás?

La música continúa

Y yo?

Pues continuo haciendo lo que hacía

antes de distraerme con la dulce magia

del año nuevo.